¿Es posible alinear dientes sin utilizar frenos?

En ciertos casos es posible lograr la alineación de los dientes mediante el uso de diversos aparatos removibles evitando así el uso de frenos. Esta es una excelente opción para aquellos adultos que les gustaría mejorar las condiciones de sus dientes y en donde los compromisos no se los permiten.

¿Qué tan frecuentes son las visitas al ortodoncista?

Una vez colocados todos los aparatos las citas pueden variar desde 3 hasta 7 semanas dependiendo de la etapa del tratamiento. El uso de nuevas técnicas permite que los alambres se mantengan activados por largos períodos de tiempo evitando molestias y visitas frecuentes al ortodoncista.

¿Es necesario extraer piezas para lograr la perfecta alineación de los dientes?

No necesariamente, actualmente se extraen mucho menos piezas de lo que se hacía hasta hace algunos años. Afortunadamente se han desarrollado diferentes técnicas como el rompimiento de las áreas de contacto entre los dientes o la expansión de los arcos para lograr espacio sin la necesidad de sacar algún diente.

¿A qué edad se recomienda acudir con el ortodoncista por primera vez?

De acuerdo a la asociación americana de ortodoncia la edad ideal para visitar al ortodoncista es a los 7 años. Problemas severos de crecimiento o de apiñamiento dental pueden llegar a ser corregidos mas fácilmente antes de terminada la pubertad. Es importante que con la finalidad de evitar tratamientos largos y costosos se realice el tratamiento en dos fases, la primera corrigiendo el problema de crecimiento o dando espacios para permitir la erupción de los dientes permanentes y una segunda para terminar de corregir la dentadura. Es importante que estas dos etapas se realicen por separado y que se establezcan los problemas a corregir en cada una de ellas desde el inicio del tratamiento para evitar tratamientos largos (mas de 3 años), molestos y mucho más costosos.

¿Por qué salen los dientes en mala posición o se presentan problemas de mordida?

Existe una gran cantidad de factores que provocan que los dientes salgan en una mala posición pudiendo ser desde causas genéticas o hereditarias hasta problemas de caries severas en la dentición de leche, tipo de alimentación, distintos hábitos o ciertos problemas respiratorios.

¿Cómo se logran mover los dientes?

El movimiento dental resulta al aplicar ligeras fuerzas al diente por medio de los distintos aparatos lo cual desencadena una remodelación del hueso y de los tejidos que rodean al diente permitiendo que este se mueva. Para que este proceso biológico suceda se requiere de tiempo, razón por la cual se ajustan los aparatos cada 3 a 7 semanas.

Los elementos indispensables para todo tratamiento de ortodoncia son los brackets y el alambre. El alambre suministra la fuerza y el bracket se la transmite al diente.

Al aplicarle fuerza a un diente utilizando estos dos elementos, se genera una presión suave sobre el ligamento periodontal.

En el área de presión, el hueso se reabsorbe, y en el área de tensión, en el lado opuesto, el hueso se forma. Cuando se cambia de alambre cada mes, se está haciendo presión y tensión continua pero lenta para no hacerle daño a ninguna parte del diente.Estas presiones estimulan las células óseas para reacomodar los dientes por medio de la remodelación del hueso.

¿Una vez terminado el tratamiento, la posición de los dientes es permanente?

Si el tratamiento de ortodoncia se terminó adecuadamente el 95% de las veces esta mejoría es permanente. Sin embargo los dientes, como cualquier otra parte de nuestro cuerpo tienden a cambiar y a adaptarse con la edad. Así como la piel sufre arrugas o el cabello se pierde o cambia su coloración, los dientes también sufren cambios. La mayoría de los cambios faciales y dentales son permanentes a excepción de ciertos patrones de crecimiento. Un adecuado seguimiento del caso una vez terminado el tratamiento y el uso de diversos tipos de retenedores fijos o removibles son factores importantes para evitar posibles cambios con la edad.

Ponemos las más modernas instalaciones a tu servicio